bannerpierre.jpg



Y allá van de nuevo...

martes, octubre 30, 2007

Setas

Cuando este blog estaba empezando, y merecía más la pena visitarlo que ahora, escribí una entrada sobre dos abueletes que todas las mañanas, cuando yo iba a trabajar, estaban echando su partida de ajedrez en el Café Comercial de la glorieta de Bilbao, en Madrid. Todos los días en la misma mesa a la misma hora jugaban su partida. Un amabilísimo lector, Manuel, comentó más cosas sobre los abuelos:

a) Nunca juegan con otra persona. Ha ocurrido alguna vez que viendo que uno de ellos no acudia, alguien s eha ofrecido a jugar en su lugar y el otro ha hehco un fuerte gesto de extrañeza y negativa.

b) Pero además, en el Cafe Comercial hay un Club de Ajedrez (en la parte de arriba) y ellos son los unicos que pueden jugar abajo.

En esa parte de arriba, es de lo mas interesante acudir cualquier dia a ver como juega la gente. Yo he visto jugadores empezar a jugar a las 8 de la tarde y estar alli hasta la hora de cierre.

Los socios de ese Club (muy reducido) suelen jugar los Domingos por la mañana (en invierno): Son solo hombres y hay verdaderos personajes. Es un verdadero espectaculo.

Todo esto lo vi porque un día activé la opción de que cuando alguien deja un comentario blogger me envíe un mail al correo de Pierre. Una gilipollez, pensaba, porque las raras veces que actualizo no se crean que no paso tiempo dando al F5 en el curro o conectándome desde casa con alguna excusa idiota (últimamente no estoy tan mojamuto como solía). Creo que fue el Dr Malcolm, que por cierto está tratando de revivir su blog (aun con alimento de Supermodelo 2007), el que me lo dijo. Y se lo agradezco.

Porque pasan más cosas. Por ejemplo, me he enterado de que la pegatina que alumbró esta otra entrada ha sido avistada en Almuñécar, provincia de Granada, por ipon, uno de los amables y fieles lectores de este blog. “Nuestro héroe se mueve rápido”, dice. Eso, dejando aparte que la entrada de Sintel se ha convertido en una especie de foro con comentarios periódicos de gente que estaba ahí.

Dice quien escribe novelas o guiones que los personajes alcanzan una mayoría de edad a partir de la cual se desarrollan por sí solos, quedan fuera del control de su creador. Un blog es diferente. En un blog cada entrada es una seta, porque una seta es sólo el fruto visible de un hongo, que no se ve, pero que es el auténtico ser vivo. Entonces las setas salen, se muestran al mundo hasta que son arrancadas por una persona con cesta o, simplemente, desaparecen. Pero el hongo no ha cumplido su ciclo vital, sigue coleando –todo lo que pueda colear un hongo- a pesar de la desaparición de la seta. El hongo permanece, pero su forma visible dura tan poco como un soplo de aire.

Así, quizá hace mucho que no escribo una entrada de alguna de las manías recurrentes, pero eso no significa que la manía no esté así. Uno tiene su stock de obsesiones particular, al que da salida con más o menos presteza. Pero no había pensado que las entradas cobrasen vida propia gracias a los amables lectores. Y estoy encantado con la noticia, de verdad.

Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger beguemot said...

Espléndida entrada, Pierre.fff

Supongo que lo que todos deseamos es que, algún día, alguna entrada se nos convierta en el mítico hilo de los zetas. Aunque eso ya sería casi un hongo nuclear...

30 octubre, 2007 15:56  
Blogger beguemot said...

el "fff" es una errata y nada más.

30 octubre, 2007 15:57  
Anonymous un6yun4 said...

eso es lo que somos todos, un revuelto de setas... (alguno tambien con hongos en los pies, cuando no en los sobacos)

como siempre, un placer leerte.

30 octubre, 2007 18:43  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

pierre.gif