bannerpierre.jpg



Y allá van de nuevo...

domingo, septiembre 03, 2006

De postre, yogur. Griego

Hubo una época, calculo que alrededor del 84, en el que cuando preguntaba a otro niño de clase de qué equipo era decía "del Joventut". La gente se compraba revistas de basket y, aunque no tenga mucho que ver con todo eso, se llevaban las J'Hayber. El Barça se gastó 100 millones de pelas en fichar a Montero y era normal que los chavales fuesen del Athletic y de los Lakers. Luego pasó algo, no sé qué, y adiós baloncesto. Y llegó el fútbol con toda su bazofia. Yo, futbolero confeso, pagaría porque el baloncesto fuese el primer deporte de este país. Preferiría que mis hijos se mirasen en el espejo de Gasol, Audi Norris o Jordi Villacampa antes que en El Más Listo de la Clase o Guti. Me gustaría que fuesen de la Demencia, pero me resultaría insoportable verles en un grupo de hooligans.

Con patatas se han comido a los griegos Gasol y los suyos. Antes fueron Alemania, Lituania, Serbia y, con problemas, Argentina. Lo de hoy ha sido el postre, la traca final a una historia que comenzó hace ya mucho tiempo, con el mundial junior. Estos chicos han vivido decepciones, pero no se les ha oído queja ni han roto su manual de juego. Han aprendido, y la cosa ha terminado como debía. Con el mundial perfecto y el partido perfecto. Machacando cuando podían, apretando los dientes cuando tocaba y guardando lo mejor para el momento preciso. La final. Marcaron el territorio en el primer cuarto y defendieron como posesos en el segundo para sacar del partido a Grecia, un equipo que el viernes metió a los saltarines de la NBA 100 puntos y hoy se han quedado en 47. En el tercer cuarto los campeones de Europa dudaban hasta en los tiros de cuatro metros. Poco tardaron en reconocer que no tenían nada que hacer.

Aquí, unos amigos. Foto de El País.

No es sólo que estos chicos sean la naranja mecánica del baloncesto. Son unos tíos que juegan a la pocha después de ganar el mundial. Una piña. Y también son ganadores, luchan cada balón como cuando eran juniors y saben sacar lo mejor de sí mismos y de sus compañeros. Cómo si no explicar que Marc Gasol, que hoy se estrenó en el mundial y es suplente en su equipo, haya hecho el partido de su vida en la final del mundial. O que Sergio Rodríguez levantase el partido con Argentina (con Argentina!!) y Cabezas apretase hoy en la final. Este grupo es de una pasta especial, y es lo que más nos gusta. Porque lo de el gran Garbajosa, de Navarro o de Jiménez ya lo sabemos. Y Pau. El rey que, lesionado, lloraba en el banquillo cuando sus chicos acariciaban el oro. Y Pepu. Anoche murió su padre y no dijo nada al equipo. "No quería ver caras distintas", ha explicado. ¿Quién no querría un entrenador, un hijo, un amigo así?

Pau Gasol, Rudy Fernández, Carlos Cabezas, Juan Carlos Navarro, José Manuel Calderón, Felipe Reyes, Carlos Jiménez, Sergio Rodríguez, Berni Rodríguez, Alex Mumbrú, Marc Gasol, Jorge Garbajosa y Pepu Hernández.

Gracias. Disfrutad, que os lo merecéis, y que caigan más partidas de pocha.

PD.- He puesto la tele. En El Rondo están preguntando al entrenador del Getafe qué tal se lleva con Mijatovic.

Etiquetas:

13 Comments:

Anonymous liam said...

Hoy es uno de esos días en los que uno se siente especialmente orgulloso de ser español. La palabra España brota de la boca de los españoles de bien y agranda nuestros corazones.
España es hoy un país importante, campeona del mundo. Gracias a los chicos de oro nuestra bandera está en lo más alto, nuestro himno ha resonado en Japón. Gracias compatriotas, gracias amigos, de corazón, muchas gracias.

03 septiembre, 2006 23:45  
Blogger Haters said...

Marc Gasol ya había jugado. No se estrenó hoy.

03 septiembre, 2006 23:56  
Anonymous max said...

Marc Gasol si que había jugado, pero en minutos intrascendentales, cuando ya estaba todo decidido.
Ayer fue la primera vez que tuvo que darlo todo desde el primer momento.

04 septiembre, 2006 08:12  
Blogger Leon said...

Ha sido una gozada el campeonato entero que han hecho. Son un equipo-equipo, como un rodillo que puede con todo. Da gusto verlos jugar y entregarse, y no porque ganen. Eso es la consecuencia de su actitud y calidad. No son divos, si no profesionales serios. Me encanta el fútbol como deporte, pero está podrido como espectáculo. El baloncesto aún conserva cierta esencia de deporte.
PD: Lo siento pero a mi me encantaba Essie Hollis.

04 septiembre, 2006 10:32  
Anonymous Anónimo said...

Yo, futbolero confeso, confieso sentir envidia de gente que le dan la noche libre -cuando ganaban los partidos- y se iban a comer a un McDonald's, en lugar de irse de putas como haría cualquier futbolista decente.

04 septiembre, 2006 12:37  
Anonymous Tarta! said...

Esta victoria supone una de esas pocas situaciones que le permiten a servidora alegrarse sin rubor por sus colores, olvidar por un rato pero profundamente la aversión a gritar "viva españa" y disfrutar de una selección nacional.
Y más de basket, que es que se les ve que TODOS LEEN.

04 septiembre, 2006 13:40  
Anonymous Hache said...

No soy de patriotismos deportivos ni extradeportivos. E incluso cuando se trata de fútbol, manifiesto una especial animadversión por el equipo español. Pero la selección de baloncesto ha despertado en mi un hasta ahora desconocido amor por sus colores. Ya era hora y no lo digo por la victoria, sino por la actitud. Así da gusto. Me han hecho disfrutar.

Eso sí, lo que viví como la final fue el partido contra Argentina, con emoción hasta el último momento. A Grecia la bailaron, un baño en toda regla. Por méritos propios.

04 septiembre, 2006 13:47  
Anonymous Anónimo said...

Yo que vivo fuera de España y solo he podido ver algunos partidos por internet me siento muy orgulloso de estos 12 chavales que han demostrado ser algo más que un equipo de baloncesto ser un grupo de amigos y no hay rencillas entre ellos, no como los del fútbol que siempre tienen alguna montada.

Me siento también muy orgulloso de Pepu que ha venido a demsotrar que en España hay grandes entrenadores...

Agradecer desde este espacio a mi amigo Pablo lo que me está enseñando de este bello deporte.

GRANDES MUY GRANDES

05 septiembre, 2006 01:21  
Anonymous Anónimo said...

Lo unico que espero de este gran triunfo es que ahora los medios no prentendan que se ganen todos los torneos de baloncesto que juguemos, que ese es el "deporte favorito" de este país

05 septiembre, 2006 01:44  
Anonymous Anónimo said...

Yo intenté ver la final con todas mis fuerzas pero estaba en Escocia y aunque recorrí algo así como unos 30 pubs implorando que me pusieran el partido, no conseguí verlo. El que no tenía puesto el fumbol en la tele, tenía cricket y, claro, comprendo que en un juego que dura tres días, cada jugada y cada minuto sea trascendental...mucho más que ver la final de un mundial de baloncesto, donde va a parar!!!
PD. Si tuviera un hijo hooligan, me moriría. Antes preferiría tener un hijo costalero o miembro de la tuna...
Anónima

05 septiembre, 2006 12:44  
Anonymous alberto fracaso said...

Esto no me cuadra del todo. Campeones en... ¿basket? y todo sucedió en... ¿Japón? Y ese gurú con sus barbas y pelo largo, que responde al nombre de Pau, y tiene el aspecto de estudiante de filosofía. Todo esto me huele a secta. Me resulta todo muy raro, lo pongo todo en duda por ahora, y me dedicaré a indagar un poco más en todo esto.

05 septiembre, 2006 12:59  
Anonymous Anónimo said...

Felicidades por el brillante articulo, y enhorabuena a todos los seguidores del basket.

PD: Yo del Joventut, en futbol del Valencia... y de la NBA, de los del Toro Rojo... mucho antes de la explosion de #23 MJ.

PD: A anonima..... ufff.. un hijo tuno? que dificil eleccion, la verdad..

10 septiembre, 2006 12:36  
Anonymous villaykorte said...

Me gustaría volver a ver imágenes de la Demencia en la Final Four de Turquía. Y recuerdo los primeros números de la revista Gigantes; la revista más grande de baloncesto jamás editada.

10 septiembre, 2006 14:37  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

pierre.gif