bannerpierre.jpg



Y allá van de nuevo...

jueves, julio 13, 2006

Manual de supervivencia en bodorrios (1)

Tres bodas en un mes. Tres. Paseando por media Españaza el mismo puto traje, sin posibilidad de hacer planes en un mes y palmando un pastizal. Qué bonito es el amor y qué bonitos los ceremoniales. Les contaría las innumerables cosas absurdas que rodean a las bodas, ese evento en el que dos personas dicen que se van a querer para siempre con la particularidad de que lo dicen antes, no después, de echar un polvo, de que lo hacen delante de mucha gente, de que todos van disfrazados y de que luego se ponen hasta las cartolas de comida. No, mi naturaleza generosa quiere ayudar, y por eso invertiré este tiempo en ayudar en la confección de un manual de supervivencia en bodas para las generaciones futuras cuyo autor intelectual es la usuaria anónima. Para que sepan a qué atenerse.

Empezamos por la boda cañí, reciamente española. Características:

-La marcha nupcial debe ser escuchada a todo trapo y, a ser posible, con algún arreglo cutre del órgano Yamaha que han pedido prestado al Fredi.
-Todos los amigos de los novios han de permanecer fuera de la iglesia, fumando, de cachondeo e intercambiando chistes verdes con familiares desconocidos.
-Lectura de la carta de los corintios.
-Problemas de sonido
-Los monaguillos tienen pinta de bakalas.
-Comulgan la abuela, las tías abuelas, la tía monja que ha venido de Venezuela, la novia pija del hermano y ya.
-Es opcional que la novia esté embarazadísima pero reluciente, embutida en su vestido de virgen bien blanquito.
-Antes, en la España profunda y cañí, la Españaza del Generalísimo, la novia embarazada se casaba de negro... Pero quieren democracia y, claro…
-Arroz del gordo a toneladas. El basmati y el salvaje no cuentan. Ha de ser arroz SOS llevado hasta la iglesia en paquetes de arroz SOS que, opcionalmente, se pueden llevar en una cesta de mimbre.
-Los tradicionales "vivan los novios" se repiten de forma compulsiva. Es importante el acento en la o de novios, esto es, ‘vivan los noviós’
-Muuuchas latas y globos (de condones, of course) para atar al coche. Hay dos opciones de coche, el semituneado del novio con los cristales de atrás tintados o el todo terreno de los tíos que viven en Madrid y que, obviamente, tratan de impedir el colgado de latas y/o condones.
-En el cocktail previo al convite se ofrecen tanto combinaciones pseudomodernas en recipientes extraños (que no dejan de ser variaciones sobre el clásico ‘melón con jamón’) con fritanga tipo palitos del Capitán Pescanova que es, obviamente, lo que hace las delicias de la concurrencia.
-Invitados borrachos que no paran con el "que se besen, que se besen..." o con el “que se besen los padrinos”.
-El salón de celebraciones está en un polígono industrial del extrarradio. Con todo, el camino hacia donde se zampa está decorado con antorchas. Unos tíos disfrazados de mariachis ejercen de guía para que la peña no se equivoque de boda.
-Dicho salón acoge simultáneamente cinco o seis bodas. Grandes columnas, mármol o imitación de mármol rosa por un tubo, dorados y fuentes. Como Marina D'Or, vamos.
-El parking se convierte, bien en centro de interacción social, bien zona de reyerta. Para pelearse no es necesario acudir a distintas bodas, pueden ser perfectamente los del novio contra los de la novia.
-Dispone de doble techo para que la tarta baje hasta los novios. Éstos la cortan a dos manos con espada toledana reutilizable, cincelada, dorada y muy, muy fea.
-Un vals para abrirl el baile. Varios copazos después, la novia se desmelena completamente y con su disfraz de milhojas (chorreras, mucha pedrería y volantes, y un largo e incomodísimo velo) se agarra el pedo de su vida..
-Una liga, por Dios!!!! A modo de ramo, ésta se lanza a las decenas de mujeres desesperadas que están convencidas de que "de una boda, sale otra boda"...
-Los regalos para invitados son puros para ellos y espejitos o alfileres para ellas. Son repartidos por quinceañeras vestidas de elfas, con tules vriginales, y que disimulan con el pote que hace tres o cuatro horas estaban en el Space.
-Invitados desconocidos que piden drogas a los amigos del novio, como si esta condición llevaese aparejada la tarea de camello. Esto ocurre cada vez que vas al lavabo, centro de reunión de los que quieren meterse.
-Desvanecimiento de la tía abuela en alguno de los (muchos) momentos cumbres del banquete.
-Procesión hacia una discoteca donde poder oír a David Bisbal. Normalmente varios invitados pelearán por llevar al rebaño hacia el sitio donde son colegas del encargado para así sacarse copas gratis. “El Terminal está mogollón de lejos, mejor vamos al Keops” vs “Qué dices tío, ahí son siete euros de garrafón, yo lo saco por cinco y es calidad”

Etiquetas:

29 Comments:

Blogger Tanginika-Simone said...

Pues suena como una boda puertorriqueña! No soy fanatica de las bodas convencionales, y no tuve una. Solo estuvimos presentes mi esposo y yo, y la persona que nos caso, por supuesto. Pero aun asi se quejaron los fanaticos de las bodas.

13 julio, 2006 21:27  
Anonymous ana said...

a mi me puede el sable, espada, katana para partir la tarta..

14 julio, 2006 08:29  
Anonymous laprima said...

estoy esperando el manual para una boda pija, que intuyo será el siguiente fascículo...
si quieres te ayudo con el de "boda en Alemania con presencia española" :)

14 julio, 2006 08:42  
Blogger Dr. Malcolm said...

a mí me gusta eso de que se apaguen todas las luces para el corte de la super tarta de mil pisos con la fiel espada triunfadora, noble acero toledano y cuando acaba el numerito y se encienden las luces y te vuelves a la mesa y ya tienes servido un trozo de bizcocho con contessa. que hasta la tarta es de atrezzo y tiene el corte para la espadita...
por otro lado, se te ha olvidado eso de ir todo ciego, entrarle a una y resulta que es una prima segunda o algo así (que me lo han contado, eh?) y se chafó el plan cuando te dice "ah! tu eres el hijo de la prima fulanita? mi madre y la tuya veraneaban juntas en calpe!"

14 julio, 2006 10:41  
Anonymous polako said...

Joder, cuánta verdad


yo añadiría varias cosas más:

la faena que tiene uno al principio para distinguir a un invitado del resto de los camareros

el del tipo cincuentón o cuarentón que, to guarro de wiski, le tira los trastos a la novia del hermano del novio

el listo que se pone a cambiar los cartelitos de los nombres que ponen en las mesas

el que se embolsilla cuanto paquete de Marlboro le regalan y va luciendo cuatro puros en el bolsillo de la camisa

la bronca entre el fotógrafo de la Iglesia y el fotógrafo de los novios

la siguiente bronca entre el fotógrafo oficial del restaurante y el que traen los novios

lo malo que está el puto sorbete de limón ese que te ponen en tos laos

la cara de delincuente del disck jockey


que el puto arroz se te queda pegao en la mano, toda sudada ante el infiernoq ue estás soportanto

El detalle garrulazo de las bengalitas que sueltan chispas y que están clavadas en la tarta nupcial

que se haya opuesto de moda que te regalen un cd con una selección de los temas de la boda y que siempre haya un tema de U2

aquellos que se atreven a poner "where the streets have no name" como tema de entrada de los novios al restaurante y, encima, después va y te preguntan que si te ha gustado.. xdioss

14 julio, 2006 12:53  
Anonymous Anónimo said...

Verdades como puños, las bodas son una dimensión de la realidad a parte, un mundo con sus propias reglas y fundamentos, en los que sólo cane gravitar como un cohete espacial fuera de ruta y hacer choques puntuales. En fin, información para el National Geographic.

C.

14 julio, 2006 12:58  
Blogger K. said...

Falta la tuna, que va a cantarle a la novia después de los postres y se hacen los remolones hasta que se les da una buena propina.

14 julio, 2006 14:33  
Anonymous Anónimo said...

Pero esto es una descripción de las bodas... No es un manual para enfrentarse a ellas... En mi opinión, sólo hay dos maneras de salvar la situación:
1.- Excusarse y no ir (además sale barato)
2.- Llegar borracho desde el primer momento y proceder a un consumo moderado de alcohol que mantenga el estado de embriaguez hasta que acabe el evento.

14 julio, 2006 15:37  
Anonymous Hache said...

Yo fui una vez a una y nunca más repetí.

14 julio, 2006 16:01  
Blogger Monica Geller said...

Hay bodas en las que aparece en la propia invitación la tienda de la lista de bodas, o un nº de cuenta para el regalo pero mucha gente pasa o se olvida y el mismo día le entregan con dicreccion al padrino, el novio o quien sea, un sobre con el regalo.
Hay gente que ni siquiera lleva sobres desde sus casas.
Preguntad a cualquier camarero y os remitiran a algun empleado del restaurante que tiene sobres para estos casos.
Para terminar, hay parejas de novios tan cutres, que no tienen dinero para pagar el banquete y se ponene a abrir lo que les han dado los invitados en los dichosos sobres.

14 julio, 2006 16:23  
Blogger enhiro said...

Vaya, tres bodas en un mes, y yo que pensé que lo mío con las bodas era un infierno.

Lo peor es que se creen que te hacen un favor invitándote.

14 julio, 2006 18:18  
Blogger Leon said...

Todavía me duele la tripa de la risa...lo has clavado. lo de la carta a los corintios es que en octubre, acabada la temporada de bodas acabas sabiendotela de memoria y lo de las quinceañeras "virginales" vestidas de elfas regalando puros es de traca, porque es cierto! Que bueno!

14 julio, 2006 19:29  
Blogger Dr. Malcolm said...

polako, peor que U2 es "Love is all around" de wet wet wet. Según cuentan, ha habido bodas en que los invitados no podían parar de vomitar al oir los primeros acordes...

14 julio, 2006 21:37  
Blogger Matías Bruñulf said...

Muy bueno. Se esperan próximas entregas. Abrazos rasgados,

Matías Bruñulf
http://www.bestiario.com/mvcuc

14 julio, 2006 22:12  
Anonymous Kabuzo said...

¿Y que me decis de la entrañable chorrada de poner diapositivas de los novios desde la infancia? Tambien podríamos hacer un bestiario con los especímenes que aparecen. Yo me quedo ocn el pesao que coje el micrófono en el autobus y se empieza a "inventar" con pelos y señales la despedida de soltero.

15 julio, 2006 09:08  
Blogger sunayani said...

Menos mal que nunca me han invitado alguna... y esperemos que nunca lo hagan :)

15 julio, 2006 17:36  
Anonymous Anónimo said...

Detalles de la boda de ayer: Oficia el tío abuelo de la novia, que es obispo y se va por los cerros de Úbeda. A mitad del larguísimo sermón lee una carta de S.S. (su santidad, incultos!) con la bendición apostólica para los novios. Si la carta es auténtica, me juego el cuello a que tiene espacios en blanco para rellenar con los nombres de cada uno.

Mas detalles:

- A la abuela en silla de ruedas la tienen que subir en volandas los camareros porque no hay rampa ni ascensor.
- La marcha nupcial a todo trapo, esta vez con arreglos de guitarra eléctrica heavy. Inenarrable.
- Primera boda a la que voy en la que no se permite fumar (mi primera boda del año), y por supuesto la gente fumaba normalmente.

Como todo tiene su parte positiva, yo me hinché de nécoras que todo el mundo me daba la suya porque no sabían comerlas. Y en mi boda me dieron la espada toledana. En Toledo, claro.

16 julio, 2006 01:46  
Blogger Isabel said...

Para mí lo peor de las bodas son varias cosas, x ejemplo

-ir sin pareja y que todo el mundo te mire con pena.

- Momentos cumbre en el baile:Las congas y Paquito el chocolatero. todo el mundo enloquece

16 julio, 2006 15:51  
Anonymous Anónimo said...

A mi lo que más me pone es la novia chupando la espada, y el novio pensando "mira la cachoputa esta como chupa la espada y mi para que me la chupe me tengo que poner de mala hostia...y encima no se lo traga".

16 julio, 2006 18:59  
Anonymous Anónimo said...

Que boda más vulgar! Yo me casé en Marina D'Or, y luego nos fuimos todos a Terra Mítica.

17 julio, 2006 11:06  
Blogger Dr. Malcolm said...

la conga es el momento para meter mano. Hay que colocarse bien en la fila y, ya está!
otro momento bueno es cuando ponen salsa y puedes aprovechar y arrimar cebolleta
Vale, lo sé. es vulgar, ¿y qué? el que esté libre de pecado que tire la primera piedra que todos nos hemos dado codazos para ponernos detrás de la amiga buenorra de la novia para la conga-eh!-de calipso-eh!-va y viene-eh!-y lo que sigue que ni me acuerdo

17 julio, 2006 11:44  
Blogger grinchzig said...

No olvidemos que toda boda que se precie, tiene también estas constantes:
su Bill Cosby, es decir, el típico que lleva 15 años sin bailar (o nunca ha bailado) y, embrutecido por las nulas protestas que han levantado sus hitéricos caderazos bailando el ”Paquito”, se arranca con todo lo que le echen, con movimientos desarticulados y espasmódicos (como el protagonista de la serie homónima), mientras barrunta en su fuero interno un orgásmico “todavía las atraigo”.
Los niños que se maman bebiéndose los culos de los vasos en el aperitivo.
Las guerras de pan entre los amigotes más echaos palante.
Los borrachos, que para dar un respiro a su novia, y de paso hacerse los borrachos, se cambian los zapatos con su novia.
Las corbatas en la frente a lo Bjön Borg
Las lesiones irreparables de la abuela que algún desaprensivo sacude a muerte al bailar un rocanrol.
El niño que te vomita encima.
El niño dormido en cualquier lado a la una de la mañana.
El que aparece con el culo lleno de vomitona, por pisar donde no debía.

17 julio, 2006 12:39  
Anonymous Pequepichona said...

Yo sufrí la tortura de una boda en mis propias carnes, me casé.
Pero, lo juro por la falda de Mafalda, que no repito!!!

17 julio, 2006 18:03  
Blogger Josep M. Fernández said...

Casi lo clava, se le ha ido la pinza en lo de los puros para ellos porque con la ley antitabaco nos jodieron vivos así que ahora lo que se viene a estilar es una bolsita de esparto o algo similar con dos o tres botellines dentro con whisky, ron, ginebra... eso ya a gusto del padrino.

17 julio, 2006 20:40  
Anonymous La misma piedra said...

Naderias.
Vienen los novios y te dicen que se casan por lo civil, que esto de la iglesia no es para ellos. Pero no sufrais que hay bodorrio por todo lo alto, con banquete, trancazo y regalo.
Cuando ya te has repuesto, a los dos años. Vienen y te dicen: mira, que los viejos tienen un mosqueo de la hostia, que al final hemos decidido casarnos por la iglesia, que los pobres se van a alegrar un huevo. Toma segundo bodorrio, segunda tranca y segundo regalo.
Tan cierto como que fui las dos veces.

17 julio, 2006 23:55  
Anonymous angelito said...

Pues no sabeis lo que es estar en Aragón y que los tíos que han venido del pueblo se pongan a cantar jotas "especialmente compuestas para ellos".

Tampoco habeis dicho nada de la Tuna (los muy cabr....)

18 julio, 2006 12:35  
Anonymous Anónimo said...

Your are Nice. And so is your site! Maybe you need some more pictures. Will return in the near future.
»

12 agosto, 2006 12:40  
Anonymous Anónimo said...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

17 agosto, 2006 17:33  
Anonymous Signifer said...

¡IM-PA-GA-BLE!, ¡buenisima descripcion de los duelos y quebrantos que nos suponen los enlaces patrios!.

18 marzo, 2007 12:23  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

pierre.gif