bannerpierre.jpg



Y allá van de nuevo...

lunes, julio 16, 2007

El hombrecillo de pan

Acabo de terminar la ingrata pero curiosa tarea de aplicar etiquetas a todas las letras que he juntado, publicado y releído durante el año y medio de vida de Pierre. Tras un primer barrido más o menos tosco, he pasado a revisar el texto de todas las entradas, con lo que he aquilatado un poco más las etiquetas, he redescubierto entradas que merecían la pena, me he sentido tentado de borrar algunas otras y he sacado varias conclusiones. Una es buena, otra mala y otra mediopensionista.

Conclusión mala: Si por algún motivo han tecleado esta dirección en la barra del navegador o han presionado dos veces (cuatro si son ansiosos) el botón de un trozo de plástico cuando la imagen de una flecha tomó la forma de una mano, dejen de perder el tiempo leyendo esto y acudan al archivo, a no ser que se aburran mucho. No es que, como el vino, las entradas envejezcan bien, es que las de los primeros meses son lo único presentable.

Conclusión buena: Al menos tengo la decencia de escribir poco cuando no tengo nada que decir, de modo que el pausado ritmo de actualización de este blog dejará de causarme cualquier tipo de remordimiento.

Conclusión mediopensionista: Sin contar esta entrada, el ranking de temas tratados es el siguiente:

Así que me pueden catalogar como alguien obsesionado por catalogar, parcialmente intoxicado por este país grotesco con sus medios grotescos, friki y egocéntrico, pero quizá menos que la media de los blogs, que no se corta en decir chorradas y que no escribe tanto como habla de música, fútbol, pasta o la vida en general. Que lee poco pero que cuando puede enlaza la hora chanante, y que cada tres meses cuelga una (una!) foto. Y que una vez puse una pintada. El otro día, celebrando San Pedro en Burgos y afectado por el alcohol, el doctor dijo que yo era "un estudioso del Starcraft" y, la verdad, me moló. Se refería a una jugada que llamamos "la del tanque" y que ya explicaré, pero bueno, esto viene poco al caso. Supongo que un un día tendré que abandonar a Pierre. Haber escrito estas cosas y pensar que alguno de ustedes, conocido o desconocido, habrá arqueado las cejas en algún momento es algo que me hace sentir bien y que merece la pena. Más que lo del Starcarf, y por supuesto más que currar, ver la tele o ir el sábado a una tienda con una K muy grande. Así que seguiré buscando tiempo para continuar aquí con mis chorradas... Como el hombrecillo de pan.

Etiquetas: , ,

6 Comments:

Blogger Gordo de Mierda said...

De parte de uno que actualiza incluso menos que tú, y al que también le remuerde la conciencia por ello (aunque no lo admitiré jamás), no lo dejes.

16 julio, 2007 15:37  
Anonymous fogarsconnection said...

Ummmm, el calor estival es muy mal consejero para la reflexión y la meditación. Recomiendo una buena dosis de sangría (o cervecita fresquita mejor) y esperar al cruel pero vigorizante septiembre.

¿Qué será de Patán sin tí?

16 julio, 2007 17:23  
Blogger beguemot said...

Discrepo, don Pierre, de la pobre valoración de sus entradas más recientes.

16 julio, 2007 20:56  
Blogger Illuminatus said...

Como espectador desinteresado le diré que me lo paso en grande en este blog suyo. Pocas veces es facil aprender a la vez que uno se divierte pero usted consigue que lo haga. Enhorabuena y por muchos años.

P.S.: no se preocupe por lo de catalogar, todo el mundo tiene derecho a ser un poquito obsesivo-compulsivo.

16 julio, 2007 21:32  
Blogger David said...

...Y linkó a la Chanante.
No nos deje. No es imprescindible, pero cuando escribe de algo, se nota se no lo hace sin saber. Hoy en día eso es mucho.

23 julio, 2007 13:21  
Blogger Tartamundos Trotamudo said...

Si esto es una entrada que refleja desánimo o cansancio, me uno al coro de voces que le piden que siga, don Pierre.

23 julio, 2007 16:44  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

pierre.gif